Noticias

Innovación puesta al servicio de las flores de corte

Los productos fitosanitarios o plaguicidas son productos químicos fuertes y su aplicación, además de requerir tiempo y mano de obra, también debe contar con las medidas de seguridad necesarias pues contienen agentes tóxicos peligrosos para la salud. Por esta razón, la Universidad de La Salle, la Asociación colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores) y el Centro de Innovación de la Floricultura colombiana (Ceniflores) en alianza con la Universidad Nacional, la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) centro Tibaitatá, desarrollaron un sistema de riego automatizado para mejorar los procesos de aspersión de estas sustancias.

Jairo Montoya, director del programa en Ingeniería en Automatización de Unisalle, destaca, “los beneficios de la implementación de estos sistemas de aplicación es que se logra la dosificación de las cantidades de productos químicos que se aplican en los cultivos, lo que permite optimizar la cantidad de gotas que se riegan en un área específica. Además, estos modelos dan la posibilidad de ajustar las condiciones a las que se enfrentan las flores y esto ayuda a los floricultores a determinar cuál es la mejor presión que se debe ejercer para regar, qué tipo de boquilla es más adecuada, e incluso, reduce los efectos de los residuos tóxicos que se acumulan en los suelos de los invernaderos tras la fumigación”.

El beneficio de este proyecto es que con los sistemas automatizados los operarios solo deben dar la señal al monitor para que empiece a esparcir los líquidos, se garantiza que haya un cubrimiento total de los cultivos y ahorra tiempo; mientras que con el riego tradicional se necesitan varias personas para cubrir todo el invernadero, las horas en las que los operarios trabajan de pie son extensas (entre 3 a 5 dependiendo del tamaño del cultivo) y la cantidad de gotas en un área no se controlan de forma adecuada. Por esto la automatización es un modelo versátil y sencillo a la hora de su uso. 

La existencia de plagas deteriora la calidad, las cualidades y las características de las flores y a su vez, afecta la importación y exportación de estas, por lo que la implementación de modelos que controlen las plagas asegura la conservación y mejora de las condiciones dentro de un invernadero.